El día en que Pablo Escobar mandó a matar al Procurador de Colombia


25 Ene 2018 – 5:47 PM
Camilo Gómez Forero / ELESPECTADOR.COM
Bajo la orden del capo Pablo Escobar, el grupo de ‘Los Extraditables’ inició una operación en la que secuestraron a Andrés Pastrana Arango y al Procurador Carlos Mauro Hoyos. Este último fue asesinado hace 30 años para mostrarle fortaleza al gobierno.
El Procurador Carlos Mauro Hoyos era un ferviente admirador de la música colombiana. Fue asesinado por la mafia, quien lo acusaba de ‘vendepatrias’. En su funeral sonó la canción “Soy colombiano”. Archivo Procuraduría

Jhon Jairo Velásquez o “Popeye” es un personaje conocido porque le gusta el protagonismo. Hoy tiene casi 60.000 seguidores en Twitter y su propio canal en YouTube. Lo imitan en la radio, lo citan en la prensa y televisión. Según él, es un “ex bandido en busca de una nueva oportunidad en la sociedad, activista político y defensor de Derechos Humanos”. Durante la década de los 80 fue un temido jefe de sicarios. Hace 30 años, un 25 de enero como hoy, mató al Procurador de Colombia.

“Hablan los extraditables para informar que hemos ejecutado al procurador por vendepatrias”, manifestó Popeye a Todelar. Luego dio los detalles de la ubicación de su cuerpo. “Anote, su cadáver está en el siguiente lugar: sitúese en el estadero La Tienda de El Mago, hacia Medellín. Siga hasta que encuentre una cantera en una curva, allí hay una piedra grande. 300 metros más adelante de esta piedra, a la derecha, hay un letrero que dice venta de Estacones. Por esa entrada está el cadáver. La guerra continúa”, señaló el exsicario.

Carlos Mauro Hoyos era un hombre noble, coinciden quienes fueron sus amigos. El día de su funeral sonó la canción “Soy colombiano”, una de sus favoritas y sus conocidos contaron que le gustaba el aguardiente y escuchar música en los bares de El Retiro (Antioquia), donde tenía su casa de descanso. Estaba enamorado de su novia, Vicky, y vivía obsesionado por impartir justicia. Había estudiado derecho en la Universidad de Medellín y ocupó el cargo de Procurador por escaso tiempo, mientras la mafia se lo permitió.

Lea también:   Hacienda Nápoles, bajo la sombra del capo

Los narcotraficantes lo acusaron de traidor a la patria por defender la extradición. “Es absolutamente necesario que el Gobierno defina una clara y determinante conducta política en relación con la extradición”, decía Hoyos, e incluso llegó a tomar medidas ejemplares para hacerle frente al narcotráfico. Por ejemplo, ordenó abrir investigación contra los jueces que permitieron la liberación de Jorge Luis Ochoa Vásquez. También destituyó a los agentes del grupo antinarcóticos que permitieron la fuga de otro narcotraficante.

Por estas razones, la mafia optó por promover ataques directos contra sus enemigos en el gobierno de Virgilio Barco y sus aliados en el Estado, entre ellos el jefe del Ministerio Público. Primero, el 18 de enero de 1998, secuestró al candidato a la alcaldía de Bogotá Andrés Pastrana Arango. El aludido Popeye irrumpió con otros sicarios en la sede de campaña del candidato, lo mantuvo oculto en una casa de Bogotá y luego, en helicóptero, lo llevó hasta una finca en El Retiro.
Durante su cautiverio, Andrés Pastrana se enteró quiénes eran sus secuestradores y cuál era su próximo objetivo. “En una llamada Escobar me dijo que el viernes siguiente iba a secuestrar a Carlos Mauro Hoyos, procurador general de la Nación”, le contó el expresidente Andrés Pastrana a El Espectador. Y así fue. Hoyos tenía la rutina de viajar cada fin de semana a El Retiro, donde visitaba a su madre y a su novia. “Además era habitual verlo en su rumba sana: aguardiente y música de cuerda”, contó Manuel Jaír Castaño, amigo personal de Carlos Mauro Hoyos.

Lea también:   "En Medellín teníamos una ingenuidad muy grande cuando empezó el narcotráfico"

El 25 de enero de 1988, cuando llegaba al aeropuerto José María Córdoba en compañía de sus escoltas, el procurador fue abordado por hombres de “Popeye”. En el mismo sitio dieron muerte a Jorge Enrique Loaiza y Gonzalo Villegas, sus escoltas. Hoyos salió herido, pero así fue llevado cautivo a una finca cercana al sector. Según se supo después, iba herido en el tórax y el muslo izquierdo. “Este tipo se está poniendo blanco…doctor. Se está muriendo. ¡Qué hacemos con él!… doctor”, le reportó Popeye a Escobar.

Una vez trascendió la noticia del secuestro del Procurador, la Fuerza Pública desplegó un operativo en la zona para tratar de rescatarlo. En esa acción, hacia las 11:30 de la mañana, un grupo de policías llegó a una finca de El Retiro rastreando al jefe del Ministerio Público, pero en lugar de encontrarse con él se encontraron con los sicarios que mantenían cautivo al candidato Andrés Pastrana. Según contó Popeye, así recibió la orden de asesinar a Hoyos. “Se escapó Pastrana, mate al procurador”.

El Procurador Carlos Mauro Hoyos fue llevado en un campero desde el sitio del cautiverio hasta la finca San Gerardo. Malherido y atado de pies y manos. “Escobar me ordenó hacerle un juicio por traición a la patria, ya que tenía contactos con la DEA, por eso había que ejecutarlo. Yo seguí las órdenes, le dije a Hoyos que era su juez y que, por traición a la patria, estaba sentenciado a muerte. Él protestó indignado y empezó a gritar: “¿Cuándo traicioné a la patria”? Y ahí mismo lo maté”, relata Popeye.

Lea también:   Fuga de 'El Chapo' costó 50 mdd: 'Popeye', ex sicario de Pablo Escobar

Días después, El Espectador publicó un editorial titulado “La amnesia y la muerte del procurador”, en el que expresó: “No es nuevo decir que la memoria del país ha sido siempre benévola con quienes lo han gobernado. Pero algunas veces la amnesia colectiva llega a grados extremos y olvida precisamente los hechos más graves y en el menor tiempo posible. Por ejemplo, que el 25 de enero fue asesinado por la mafia el Procurador General de la Nación, Carlos Mauro Hoyos”.

Paradójicamente, uno de los que se ha encargado de revivir en la memoria la imagen del Procurador Hoyos ha sido su asesino, Popeye. En 2017, el hombre de Escobar estrenó “Tumbas Famosas”, un especial en su canal de YouTube en el que hizo un recorrido por sepulcros de los hombres que mató, y de sus amigos a los que mataron. En ese video, se acercó a la tumba de Hoyos y explicó los detalles de cómo ocurrió el asesinato.