Pablo Escobar: Un legado de muerte y terror en la historia colombiana


Una muerte que guarda incógnitas, Colombia se vio sometida por la ira y el poder de un narcotraficante que se negaba a ser encarcelado, Pablo Escobar sigue siendo una leyenda en la historia colombiana, tras 24 años de su muerte.

Pablo Escobar, a la izquierda con su hijo, y a la derecha con quien fue su esposa. / TKM.

Pablo Escobar, a la izquierda con su hijo, y a la derecha con quien fue su esposa. / TKM.

Tras 24 años de su muerte, el asesinato del capo más grande que ha tenido Colombia sigue siendo un misterio, Pablo Emilio Escobar Gaviria, murió un 2 de diciembre de 1993, un legado de narcotráfico, riqueza, y muerte quedó a su paso. Para los años 80, en Colombia era mejor ser amigo de Escobar que su enemigo. El patrón como era conocido por sus sicarios fue arrinconado en un tejado de una casa en Medellín, más de 500 hombres lo interceptaron, pero hasta ahora, no se sabe a ciencia cierta si él mismo se suicidó, o si de verdad fue asesinado por los agentes.

“Él (Pablo Escobar) tenía la certeza de dónde se tenía que pegar el tiro: en el oído”, dijo su hijo, Juan Pablo Escobar, en una entrevista con el diario El Espectador de Colombia, donde aseguró que el bloque de búsqueda no fue quien asesinó a su padre. La historia de Escobar se ha hecho leyenda no solo en Colombia, si no en el mundo, se han adaptado series como “Narcos” o “El patrón del mal” para relatar los hechos que vivió el país colombiano durante la existencia de este capo.

Lea también:   5 cosas que probablemente no conoce de Pablo Escobar

Escobar fue perseguido por muchos, y amados por otros. Al menos eso reza su leyenda, la cual recoge que el narcotraficante logró el cariño del pueblo colombiano al mismo tiempo que ordenaba más de 10.000 asesinatos y amontonaba la mayor fortuna de su país. Una llamada para su hijo Juan Pablo, fue lo que lo delató con la Policía, quien ya le seguía los pasos muy de cerca, y solo esperaban un error del capo para atacar.

De acuerdo a lo que reseña el diario Abc, citando a un periodista y escritor norteamericano Mark Bowden en el libro Killing Pablo (Matando a Pablo) Escobar estaba  “en una vivienda de ladrillos, de dos plantas, sencilla y con una palmera achaparrada enfrente”, de allí habría hecho la llamada. El capo nunca estaba solo, sin embargo, ese día la vida le tenía las cartas echadas, tres policías entraron a la casa y Escobar intentó huir por los tejados, pero allí consiguió la muerte.

Quienes han visto las series de este capo, saben que en más de una ocasión comentó que primero lo agarraban muerto, pero después de tantos años, surge la incógnita de si llegó a cumplir lo que pregonaba. Las series que adaptaron su historia, apostaron por la versión policial, la cual apunta que Escobar recibió dos disparos que lo neutralizaron, y uno certero en la cabeza que le quitó la vida.

Lea también:   I LOVE PABLO ESCOBAR

Escena de la muerte de Pablo Escobar en la serie de Netflix ‘Narcos’

 

 

Puede decirse que Colombia vivió sus tragos más amargos durante la vida de Escobar, quien solo comenzó llevando cocaína en los neumáticos de su carro con su primo, y luego logró volverse el jefe del Cartel de Medellín. Periodistas, policías, jueces, abogados, niños y mujeres del común, fueron víctimas de Escobar.
@mundiario