Socios del Cartel de Medellin

Socios del Cartel
Los principales socios de Escobar dentro del Cartel de Medellín, durante la década de los 70 y 80 fueron:
José Gonzalo Rodríguez Gacha “El mexicano”: Nacido en Pacho (Cundinamarca) se convirtió en el principal aliado y sostén de Escobar durante la guerra emprendida contra el Estado colombiano. Fue el “Ministro de guerra” del cartel de Medellín y hacia 1989 tenía 1000 hombres en armas en el centro del país. Sus sicarios, alrededor de 70 fueron los encargados de matar a Luis Carlos Galán. Tras el cruento bombardeo al edificio del DAS en Bogotá, que dejó 70 muertos y 500 heridos, se convirtió en el criminal más buscado del país. Traicionado por un lugarteniente suyo, murió el 15 de Diciembre de 1989 en Tolú durante la Operación Apocalipsis junto a su hijo y 5 de sus hombres. Se le acusa de al menos 2000 homicidios.
Gustavo de Jesús Gaviria Rivero “León”: Primo de Escobar y su mano derecha, acompañó la carrera delictiva de este desde el principio. Encargado de las finanzas del cartel, pasó a ser el segundo hombre del ente narcoterrorista tras la muerte de Rodríguez Gacha. Murió en Medellín durante la Operacion Apocalipsis II, al enfrentarse a tiros con la policía el 12 de agosto de 1990. En el momento de su muerte se hallaba solo y en compañia de su familia.
Jorge Luis Ochoa Vásquez: Perteneciente al clan de los Ochoa, fue el mas importante de sus hermanos dentro de la organizacion criminal. Reconocido criador de caballos se convirtió en el número 2 a la muerte de Gaviria Rivero. Se rindió el 15 de enero de 1991 como parte de la política de sometimiento a la justicia del gobierno de César Gaviria.
Carlos Lehder “El loco”: Oriundo de Armenia (Quindío) y reconocido por sus excentricidades, abrió innumerables rutas de tráfico de narcóticos en el Caribe gracias a sus contactos en EE.UU. Capturado en febrero de 1987, fue inmediatamente extraditado y condenado a cadena perpetua pero su pena fue reducida por declarar contra Manuel Antonio Noriega. Es el narcotraficante del Cartel de Medellín, de más alto rango preso en Norteamérica.
Juan David Ochoa: El mayor de los hermanos Ochoa. Se sometió a la justicia el 16 de febrero de 1991.
Fabio Ochoa Vásquez: El menor del clan, fue el primero en someterse a los decretos de rebaja de penas el 18 de diciembre de 1990. Posteriormente sería extraditado en 2001, al incumplir sus acuerdos con el Gobierno colombiano.
Luis Fernando Gaviria Gómez “Abraham”: Primo hermano de Pablo Emilio Escobar Gaviria, conocido dentro de la organización como César y Abraham. Tenía la función de enviar cocaína al exterior y coordinar las acciones de tipo militar, desde la muerte del también primo de el capo, Gustavo de Jesús Gaviria Rivero. Muerto el 23 de Octubre de 1990 en la finca Manantial, vereda La Mosca, jurisdiccion del Guarne (Antioquia), en medio de la Operacion Apocalipsis II. Junto a el enfrentando medio centenar de policias, murio su conductor Nicolás Calle.
Griselda Blanco: Nacida en Santa Marta de donde se trasladaría posteriormente a Medellín, se convirtió en uno de los primeros grandes capos del tráfico de drogas en la década de los setenta. Asociada a Escobar se mudó a Miami, desde donde coordinó el envío de toneladas de cocaína. Fue arrestada por la DEA el 20 de febrero de 1985 y condenada a 16 años de cárcel. Asesinada por sicarios en Agosto de 2012.
José Rafael Abello Silva “Mono Abello”: El séptimo dentro del organigrama del Cartel y principal narco costeño. Capturado en un restaurante de Bogotá el 11 de octubre de 1989, fue posteriormente extraditado. Liberado en 2007.
Gilberto Rendón Hurtado: El número 8 dentro del Cartel de Medellin y fiel socio de Rodriguez Gacha. Murió con su jefe durante la Operación Apocalipsis. Heredo sus estructuras criminales a su hermano Alirio de Jesus Rendon Hurtado “El cebollero”.
Gilberto Molina: Magnate boyacense de las esmeraldas y aliado cercano de “El mexicano”, quien inició la carrera criminal bajo su sombra. Entró más tarde en conflicto con Rodríguez Gacha por el control de rutas del narcotráfico y de la zona esmeraldífera. Terminaría asesinado por 25 sicarios de su ex-socio, junto a 17 personas más en una finca de Sasaima, en febrero de 1989.
Francisco Mario y Fernando Galeano Berrio: Encargados de los negocios del Cártel de Medellín tras la entrega de Escobar y sus principales lugartenientes del ala militar, se convirtieron en los principales socios de este entre 1991 y 1992, controlando el area financiera de la organizacion narco-terrorista. Pero terminaron siendo asesinados por orden del capo dentro la carcel de la catedral en julio de 1992.
Gerardo “Kiko” y William Moncada Cuartas: Junto a los Galeano se convirtieron en unos de los principales socios del Cartel tras la entrega de Escobar, que les confió el manejo del ala económica de su organización. Compartieron la suerte de sus aliados en julio de 1992.
Roberto Escobar Gaviria “El Osito”: Hermano de “El Patrón”, ingresó desde temprano en las actividades delictivas de este, pero manejó un perfil más bien bajo durante este periodo. Se entregó el 7 de octubre de 1992 a las autoridades.
Fidel Castaño Gil “Rambo”: Comandante de los grupos paramilitares de Antioquia y Córdoba, entró en contacto con Escobar a través de Rodríguez Gacha, conocido por su anti-comunismo. Responsable de innumerables masacres y atentados contra la UP y miembros de todos los partidos de izquierda, se alió con el Cartel de Medellin a cambio de ayuda financiera para su organización. Tras la muerte de los Galeano y Moncada (sus socios) entró en conflicto con Pablo Escobar, creando Los PEPES junto a su hermano Carlos y al Cartel de Cali. Murió en combates contra la guerrilla del EPL en 1994.
Carlos Castaño Gil: Hermano de Fidel participo activamente primero en la campaña de exterminio contra la izquierda y luego en Los PEPES. A la muerte de “Rambo” quedó al fente de la autodefensas. Fue asesinado en 2004 por su hermano Vicente Castaño.
Henry de Jesús Pérez: Al mando de los paramilitares del Magdalena Medio, se alió con Rodríguez Gacha en la década de los ochenta a cambio de financiación y armas. Participó en la campaña que emprendió “El Mexicano” contra la UP. A la muerte de éste, se enemistó con Pablo Escobar y entró en guerra con el Cartel de Medellín. Cientos de sicarios, paramilitares y civiles murieron en los continuos ataques de lado y lado. Finalmente fue asesinado a mediados de 1991 durante la fiesta de la Virgen del Carmen en Puerto Boyacá.16