Tres décadas de impunidad en caso de magistrado asesinado por cartel de Medellín


alvaromedeinaTres décadas han pasado desde que el cartel de Pablo Escobar Gaviria ordenó el asesinato de Álvaro Medina Ochoa, magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

POR: NELSON MATTA COLORADO | PUBLICADO EL 08 DE ABRIL DE 2015

Tres décadas han pasado desde que el cartel de Pablo Escobar Gaviria ordenó el asesinato de Álvaro Medina Ochoa, magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín, y el crimen permanece en la total impunidad.
El homicidio hizo parte de una ofensiva de los narcotraficantes contra los servidores judiciales que los perseguían, la cual entre 1985 y 1989 cobró la vida de cuatro magistrados en la capital antioqueña. Las otras víctimas fueron Gustavo Zuluaga, Mariela Espinosa y Héctor Jiménez Rodríguez.
El hijo del jurista Álvaro Medina, Ricardo Medina Giraldo, comenta que esta fecha es conmemorada por familiares y amigos, quienes se reúnen a recordar su legado.

Su padre fue asesinado en la noche del 8 de abril de 1985, en la entrada de su casa del barrio La Floresta. Justo cuando se bajaba del carro, en compañía de su esposa, fue abaleado por dos sicarios.
La razón fue que un año atrás, el magistrado había expedido autos de detención contra el capo Pablo Escobar y algunos de sus lugartenientes. Durante 12 meses recibió las visitas de abogados del cartel, que le ofrecían sobornos sin éxito, y también amenazas telefónicas y con sufragios escritos.
“Mi padre y sus colegas asesinados fueron incorruptibles y cumplieron con su deber pese a las amenazas. Estas fechas deben servir para que recordemos a quienes defendieron la justicia, a esos magistrados que sin la protección estatal se enfrentaron al cartel”, señala Medina, quien a su vez critica la apología que se hace en los medios de comunicación a los narcotraficantes y victimarios por medio de series y telenovelas.
Por la muerte de Álvaro Medina ni siquiera hay un capturado, el expediente permanece en la impunidad. Su familia envió un derecho de petición a la Fiscalía en octubre de 2013, con la pretensión de que fuera declarado crimen de lesa humanidad. Hasta ahora la solicitud ha pasado de despacho en despacho, sin respuesta.
Asimismo, el Estado tampoco los ha reconocido como víctimas del conflicto. Frente a eso, Medina opina que “víctimas del conflicto no son solo las de la guerilla, ya que fue por el narcotráfico que el conflicto alcanzó la magnitud que tiene hoy”.
ElColombiano.com
NELSON RICARDO MATTA COLORADO C
Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

Lea también:   Guerra de Escobar comenzó tras cumbre en Barranquilla