Hipopótamos de Pablo E.: La historia jamás contada de una especie invasora

Por: JOSE DAVID VARGAS TUÑON / Las2orillas.co

Cuidar de los hipopótamos y controlar el crecimiento exponencial de su población es más difícil de lo que lo pintan. Una crónica de una tragedia ambiental

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Crónica escrita

Una de las entidades que en Colombia está más al tanto del problema del crecimiento descontrolado de los hipopótamos en el Magdalena Medio es la Corporación del Río Negro y Río Nare (Cornare).

Una labor muy dura para ellos que saben lo difícil que es lidiar con un animal que pesa casi cuatro toneladas en su edad adulta y que es profundamente territorial, muy ajeno a ese animal tierno que, por lo general, suelen pintar cuando de evocarlo se trata. En Colombia, debido a actuaciones judiciales, los hipopótamos no pueden ser sacrificados, informó una fuente.

Pero la realidad es que, como dijo desprevenidamente una de las fuentes, son ‘tanques de guerra’ que trajo por allá en la década de los ochenta al país el jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, en medio de una importación masiva de animales exóticos.

Una fuente afirmó que unos socios de Escobar, también, le regalaron otros dos ejemplares que ellos habían traído al país desde África.

De tres hembras y un macho que Escobar importó se pasó hoy a más de un centenar que deambulan silvestres por ‘El ombligo de Colombia’, el Magdalena Medio. Desde Puerto Triunfo (Antioquia) hasta zonas de la región Caribe colombiana como Magangué (Bolívar), Tamalameque (Cesar) y Barrancabermeja (Santander). Por eso es que ya empiezan a darse ataques a seres humanos, pues no hay cerca que los contenga.

El periodista Héctor Sarasti, del programa Testigo Directo de Rafael Poveda, recorrió esa céntrica región de Colombia para conocer de cerca la realidad muchas veces documentada, pero pocas solucionada.

Precisamente, durante ese cubrimiento informativo se conoció de un nuevo ataque de un hipopótamo a una persona, algo que prende aún más las alarmas y que deja una pregunta en el ambiente: ¿qué hacer con esos animales?

Un hecho curioso que informaron al periodista es que la sonada y repetida noticia de que los hipopótamos del Magdalena Medio fueron supuestamente declarados “personas interesadas” por un tribunal de Estados Unidos no es verdad, entre otras razones porque la legislación de ese país no considera personas a los animales. “El caso, titulado Comunidad de hipopótamos que viven en el río Magdalena fue una solicitud (de dos abogados) de una orden para tomar el testimonio de dos testigos estadounidenses para un caso pendiente en Colombia”, dijo una fuente.

Lea también  La finca de Pablo: Hacienda Nápoles

“…El tribunal no determinó que los hipopótamos sean “personas jurídicas” o personas, ni nada parecido. De hecho, la orden no hace ningún hallazgo. Todo lo que hizo el tribunal fue firmar la orden en la forma que redactaron los abogados del demandante”.

Manejo

La experta veterinaria de Cornare y una de las pocas que opera en el mundo a estos animales, Gina Paola Serna, dijo: “Nosotros hemos generado varias estrategias para el manejo de esta población de hipopótamos ya que ellos no se encuentran encerrados dentro de un zoológico, ellos se encuentran en libertad aledaño al parque temático Hacienda Nápoles”.

En la actualidad, lo que hay en esa zona de manejo destinada por Cornare para realizarle a los animales procedimientos médicos. “Como ellos están en vida silvestre nosotros necesitábamos ingeniarnos una forma para poder realizar los procedimientos que realizamos”, dijo Serna. “Esta es la mayor población de hipopótamos en vida silvestre fuera de África”.

Hace un tiempo, varios expertos sudafricanos vinieron a Colombia y sugirieron  la construcción de ese corral de manejo. Una obra que ha sufrido las consecuencias de intentar albergar hipopótamos. “Inicialmente el corral fue realizado con madera, descubrimos que servía para el propósito de captura pero se convertía en extremadamente peligroso para el equipo veterinario que estaba trabajando en él”. La madera no soporta la embestida de esos animales tan voluminosos.

“Como los hipopótamos son animales que llegan a pesar 3 y media toneladas son animales profundamente agresivos y territoriales empezamos a ver que le daban golpes al corral y desestabilizaban el corral”, prosiguió explicando la veterinaria.

“A partir de allí empezamos a buscar un tipo de tubo en acero inoxidable como el que usan las empresas petroleras y conseguimos que nos vendieran y nos donaran unos y construimos un segundo corral de acero”, agregó. Este tubo es el único que logra contener a esa mole de carne y hueso.

“La ventaja del corral de tubo es que son tubos altamente resistentes, que cada tubo llega a medir más de 2 metros, la mitad del tubo la enterramos en el suelo, ponemos cemento, entonces queda muy resistente como los parales principales. Hemos descubierto que es la mejor forma de manejar los animales”.

¿Doctora: cuántos animales manejan aquí y qué tratamientos se hacen en este sitio? “Este corral esta aledaño al grupo principal que está en el lago donde inicialmente el extinto narcotraficante los trajo. Aquí tenemos una comunidad entre 35 y 45 individuos y lo que realizamos aquí es ceba mediante zanahoria, lechuga, un montón de verduras que para ellos es muy palatable”.

Esterilización

Cornare y el Servicio de inspección de Sanidad Animal y Vegetal
del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA-APHIS, por sus siglas en inglés) realizaron recientemente  el primer piloto experimental de inmunocastración utilizando el medicamento GonaCon, como una alternativa para el control al crecimiento de la población de  hipopótamos en el Magdalena Medio.

Lea también  Los hipopótamos de Pablo Escobar podrían ser sacrificados.

Para esta primera etapa, la Agencia donó a Cornare 55 dosis de GonaCon, que hizo la aplicación. El equipo estadounidense “estuvo apoyando la toma de datos para estudios genéticos de la población de esta especie invasora en nuestro país”, escribió Cornare en un comunicado.

Gracias a la donación del Gobierno de Estados Unidos, el equipo de Cornare dio inicio a este piloto y avanzó con la aplicación del producto a 24 individuos que se suman a los 11 que ya habían sido esterilizados de manera tradicional anteriormente.

Durante una semana, los profesionales estuvieron en el municipio de Puerto Triunfo (Antioquia) para llevar a cabo lo que se espera sea un referente mundial para el control de la población de los hipopótamos invasores, caso único en el planeta.

Para la aplicación del medicamento en los hipopótamos se implementaron dos estrategias. Por un lado, la aplicación del medicamento a través de dardos a los individuos cebados y capturados todos los días en un corral especialmente diseñado; y por el otro, de manera directa en los lagos, usando rifles de dardos.

¿Noticia o carretazo?

Durante varios días los medios de comunicación colombianos y del mundo reprodujeron literalmente una noticia que, de acuerdo con lo indagado, no es cierta, entre otras razones, porque bajo la legislación de Estados Unidos los hipopótamos no podrían ser declarados “personas interesas” ya que esa legislación los reconoce como animales y no como personas.

Para tal efecto reproducimos lo argumentado por los abogados estadounidenses John M. Simpson y Michelle C. Pardo en relación con este tema en el blog de Duane Morris: “En los últimos días, Internet ha estado repleto de informes de que un tribunal estadounidense había declarado a los hipopótamos del narcotraficante Pablo Escobar como «personas».

Hubo al menos 19 informes de este tipo. Estos informes parecen provenir de una publicación del 20 de octubre de 2021 en el sitio web del Fondo de Defensa Legal Animal (ALDF, por sus siglas en inglés) sobre un fallo de un Tribunal de Distrito Federal en Ohio sobre una solicitud de descubrimiento nacional en ayuda de un procedimiento extranjero. ALDF tituló su publicación, «animales reconocidos como personas jurídicas por primera vez en un tribunal de los Estados Unidos».

“Al calificar este fallo como un «hito crítico», ALDF proclamó que el tribunal había «reconocido a los animales como personas jurídicas por primera vez en los Estados Unidos».

“En particular, la publicación de ALDF no tenía ningún vínculo con el fallo real del tribunal. Tampoco lo hizo ninguno de los otros artículos de Internet que pudimos localizar. Un examen más detenido del expediente reveló la naturaleza de este asunto limitado y la decisión superficial”.

Lea también  Hacienda Nápoles, bajo la sombra del capo

“La demanda colombiana en cuestión es una acción para impedir que el gobierno colombiano use métodos letales para controlar una población de hipopótamos que emanó de la colección privada de animales de Escobar, que escapó y que ahora vive en la cuenca del río Magdalena. La solicitud busca el testimonio de dos testigos estadounidenses que aparentemente tienen conocimiento de formas de controlar las poblaciones de animales con métodos anticonceptivos no letales”.

Bajo la legislación estadounidense “…una «persona interesada» puede solicitar una orden de un tribunal federal que permita que se lleve a cabo un descubrimiento en apoyo de un procedimiento extranjero. Contrariamente a las implicaciones de su publicación en Internet, ALDF no argumentó que los hipopótamos son «personas» y, por lo tanto, están cubiertos… En cambio, argumentaron que debido a que la ley colombiana permite que los animales demanden, los hipopótamos eran partes de una demanda extranjera y, sobre esa base, debían ser considerados «personas interesadas».

“De hecho, ALDF reconoció efectivamente que los hipopótamos no eran personas bajo la ley estadounidense. Argumentaron que debido a que los hipopótamos eran considerados litigantes en Colombia, debían ser reconocidos como “personas interesadas”…“incluso si no serían reconocidos como personas en nuestro sistema legal interno para otros fines…”.

“Como ALDF también sabe por su propio litigio en los Estados Unidos, un animal será considerado una “persona” solo si la legislatura así lo dice. La sección 1782 no tiene su propia definición de «persona», por lo que se debe consultar la Ley de diccionarios… que establece que «a menos que el contexto indique lo contrario …’persona’ …incluye corporaciones, empresas, asociaciones, firmas, sociedades, sociedades y sociedades anónimas, así como personas físicas ”.

“No se mencionan los animales. Y los animales no son «individuos» porque el significado ordinario de ese término es «ser humano»

“La solicitud de ALDF fue exparte , lo que significa que no había nadie del otro lado en el caso colombiano para oponerse. Todo el caso terminó en un solo día: 15 de octubre de 2021”.

¿Qué opinan?

Originalmente publicado en6 noviembre, 2021 @ 11:48 am

Previous Post

Venden Porsche que pertenecía al narcotraficante Pablo Escobar

Next Post

Polémica por los hipopótamos de Pablo Escobar: llegaron a los pueblos y denuncian ataques a personas