Javier Peña, el agente de la DEA que fue pieza clave en la operación para capturar a Pablo Escobar

El agente Javier Peña, nació y se crió en los EE.UU, concretamente en Kingsville, un pueblo ubicado en Texas y que cuenta hoy con algo más de 30.000 habitantes. Habla perfectamente el castellano debido al origen mejicano de sus abuelos.

Todo indicaba a que su futuro seguiría unido al rancho familiar donde vivía, pero Peña tenía claro que si quería aspirar a algo más en la vida el primer paso era abandonar el pueblo. Lo hizo para ingresar en la Policía.


Steve Murphy y Javier Peña

 

RUMBO A COLOMBIA

Entre julio de 1992 y diciembre de 1993, tras completar un duro entrenamiento físico y realizar varias misiones en Austin y Miami, el agente Javier Peña, junto a su inseparable compañero Steve Murphy, se traslada hasta Medellín. Allí se unirían al famoso Bloque de Búsqueda que perseguía a un aparentemente intocable Pablo Escobar.

Fueron meses intensos en los que Peña y Murphy trabajaron codo con codo con las autoridades colombianas. Una época en la vida de este agente que solo él es capaz de narrar sin dejase ningún detalle relevante, porque una de sus máximas en la vida es que el pasado no debe ser olvidado.

Otra de las características que definen a Peña es su capacidad de trabajo, la seriedad y su lealtad. Sin esas cualidades es imposible moverse en un territorio gobernado por Pablo Escobar, un hombre que ganaba más dinero del que podía gastar, que estaba acostumbrado a que las cosas se hicieran a su manera y que todos trabajasen para él. Algo que conseguía casi siempre fuera cual fuera la cantidad de dólares que costara. Eso no ocurrió con Peña. Ni tan siquiera lo intentó. Y si lo hubiera querido tentar se habría dado contra un muro porque como el agente ha declarado en alguna ocasión, el atrapar a Pablo Escobar iba mucho más allá de cumplir un objetivo o de tener éxito en una misión: lo consideraba un asunto personal.


OBJETIVO CUMPLIDO

Una vez terminada la misión de localizar y acabar con la vida de Pablo Escobar y desmantelar el famoso cartel de Medellín, el agente de la DEA, Javier Peña, continuó su trabajo con otras investigaciones relacionadas principalmente con el narcotráfico y que se desarrollaron en lugares como Puerto Rico y Texas. Peña se jubiló como agente de la DEA en 2014.

Originalmente publicado en23 noviembre, 2020 @ 12:59 pm

Previous Post

Juan Pablo Escobar: “En algún momento el mundo deberá declarar la paz a las drogas”

Next Post

El jefe de sicarios de Escobar: «Era un Dios, como Maradona»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El crimen de Galán: magnicidio que marcó a Colombia

Toma del Palacio de Justicia

Salir de la versión móvil