Matta Ballesteros: El hondureño que unió a Pablo Escobar con Félix Gallardo

Matta Ballesteros: El hondureño que unió a Pablo Escobar con Félix Gallardo y ahora purga cadena perpetua en EU

Acumulado una fortuna de 2 mil millones de dólares. Purga una condena de más de 200 años de cárcel en EU

En su momento, el narco hondureño fue acusado de la muerte del agente Enrique Camarena. Foto: Especial

El hondureño Juan Ramón Matta Ballesteros es conocido por ser la vía que unió a dos de los narcotraficantes más poderosos del mundo, al colombiano Pablo Escobar Gaviria de Cártel de Medellín y al mexicano Miguel Ángel Félix Gallardo del Cártel de Guadalajara, sociedad que fortaleció a sus respectivas organizaciones criminales para el trasiego de droga hacia Estados Unidos.

En su momento, el narco hondureño fue acusado de la muerte del agente Enrique Camarena. Foto: EspecialEn una entrevista en 2018, Matta Ballesteros no negó que haya acumulado una fortuna de 2 mil millones de dólares, aunque sí negó que lo haya conseguido por el narcotráfico. Por el contrario, el hondureño se autonombró como “un hombre muy comerciante” que hizo su fortuna comprando ganado y adquiriendo propiedades que remodelaba para venderlas en una fortuna.

“Yo trabajé como una mula y ahora quieren quitarle a mi familia lo que trabajamos con todo el sudor mío y de mi madre”, declaró el hondureño para La Prensa de Honduras que fue acusado de haber participado en la tortura y muerte del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena.

El papel de Matta Ballesteros en el mundo del narco

En la década de 1980, Matta Ballesteros que mantenía un nexo con la Agencia Central de Inteligencia (la CIA, por sus siglas en inglés) se encargó de asociar al Cártel de Guadalajara con la agencia para traficar armas y drogas y financiar a la fuerza anticomunista nicaragüense que Estados Unidos organizó para combatir al régimen de Nicaragüa que era apoyado por Cuba.

El hondureño inició su vida criminal en su natal Honduras en la década de 1970 para aventurarse como bracero en Estados Unidos donde conoció a “El Jefe de Jefes” y también conoció a Escobar.

Con la presencia clave de Honduras como paso entre Sudamérica y México, fue el puente vital para el transporte de la droga que venía de Colombia para llegar a México y a su destino final en Estados Unidos con la complicidad de las autoridades aduaneras.

La caída del narcotraficante hondureño llegó en abril de 1988 justo cuando realizaba sus ejercicios matutinos en su casa en Tegucigalpa en Honduras y agentes de Estados Unidos llegaron para arrestarlo al ser señalado de participar en la muerte del agente Camarena.

Desde 1990, Matta Ballesteros fue encarcelado en Estados Unidos donde cumple varias cadenas perpetuas, pese a que quedó absuelto del homicidio de “Kiki” Camarena.

Durante la entrevista de 2018, el hondureño siempre negó haber estar vinculado con el narco y mucho menos haber conocido a Pablo Escobar a quien considera un vil criminal que mataba tanto a hombres, niños e inocentes. Mismo dicho tenía hacia Félix Gallardo a quien dijo jamás conoció.

Matta Ballesteros estuvo preso en Colombia y logró escapar en una fuga orquestada por el Cártel de Medellín. Sin embargo, ha pedido ayuda al gobierno catracho para que le reduzcan su condena de más de 200 años en prisión de los cuales lleva 34.

Originalmente publicado en25 noviembre, 2021 @ 8:15 pm