Porsche que fue de Pablo Escobar y que manejó un ex campeón de Fórmula 1

Clarín.com

Los modelos de Porsche están entre los más valorados por los coleccionistas e inversores porque, junto con Ferrari, aumentan su cotización más rápido que vehículos de otras marcas.

Pero siempre hay detalles que pueden hacer que un modelo en particular cotice más arriba todavía: que pertenezca a una serie limitada, que haya participado en alguna carrera o evento particular, que haya sido conducido por algún piloto famoso y que haya sido propiedad de algún personaje público.

Este Porsche 911 que sale a la venta cumple con todos estos requisitos con creces. Se trata de un modelo preparado especialmente y del que se han hecho muy pocas unidades.

Este Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria nació en 1974. Foto: Atlantis Motor Group

Este Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria nació en 1974. Foto: Atlantis Motor Group

Pero sin dudas lo que más intriga despierta es que haya pertenecido a Pablo Escobar Gaviria, probablemente en traficante de drogas más famoso de toda la historia.

Una historia única

Si este modelo que actualmente se vende en Atlantis Motor Group fuera una persona, su historia bien podría servir para inspirar una película.

Con su librea amarilla y el apellido Fittipaldi sobre su carrocería, este Porsche 911 IROC RSR viene directamente de 1974. Fue durante este tiempo que el automóvil participó en la primera Carrera Internacional de Campeones (IROC, por sus siglas en inglés).

Solo se fabricaron 15 ejemplares de este Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria. Foto: Atlantis Motor Group

Solo se fabricaron 15 ejemplares de este Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria. Foto: Atlantis Motor Group

Se trató de una serie que reunió a los mejores pilotos de varias categorías de competencias, al volante de autos preparados de manera idéntica, compitiendo en una variedad de pistas de carreras. En total, se fabricaron 15 ejemplares del 911 IROC RSR.

Este automóvil en particular es el que conducía el piloto brasileño Emerson Fittipaldi en ese momento, luego de haber logrado sus dos campeonatos mundiales de Fórmula 1, en 1972 y 1974.

Con el número de chasis 9114600100, con pintura Sahara Beige, este 911 calificó para la pole con Fittipaldi al volante. Sin embargo, no puedo largar adelante, ya que el brasileño llegó tarde a la reunión de pilotos, lo que lo llevó a la parte trasera del grupo en el undécimo lugar.

El Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria fue conducido por Emerson Fittipaldi. Foto: Atlantis Motor Group

El Porsche 911 IROC RSR que perteneció a Pablo Escobar Gaviria fue conducido por Emerson Fittipaldi. Foto: Atlantis Motor Group

Haciendo todo lo posible para luchar de nuevo al frente, se salió de la pista y sucumbió con una fuga de combustible, poniendo fin a su competencia IROC para ese año.

Los 15 Porsche 911 de IROC se vendieron inicialmente a Penske Productions, bajo la guía de Roger Penske, el famoso preparador y jefe de equipos de automovilismo en los Estados Unidos.

Sin embargo, dado que la serie IROC eliminó a los pilotos en varias rondas, no necesitó los 15 ejemplares para carreras posteriores.

Este Porsche 911 IROC RSR, no tiene precio, pero otro ejemplar de la misma serie se vendió por más de US$ 2 millones. Foto: Atlantis Motor Group

Este Porsche 911 IROC RSR, no tiene precio, pero otro ejemplar de la misma serie se vendió por más de US$ 2 millones. Foto: Atlantis Motor Group

Este modelo en particular se vendió poco después del período de Fittipaldi a John Tunstall, quien corrió con el auto en IMSA hasta 1978, haciendo apariciones tanto en las 12 Horas de Sebring como en las 24 Horas de Daytona.

Fue poco después de que el auto fue vendido a Pablo Escobar, el traficante de cocaína colombiano. Durante su propiedad, el vehículo siguió corriendo, aunque modificado con una carrocería 935.

El líder del Cartel de Medellín guardó el auto hasta su muerte, en 1993, y lo tuvo hasta que Roger Penske lo encontró una vez más. Luego de recuperarlo lo restauró y le devolvió a la librea original «Fittipaldi».

La descripción del vendedor cita un IROC RSR del 911 anterior que se subastó por más de 2 millones de dólares. Actualmente no hay un precio de venta para este 911 específico.

Originalmente publicado en9 octubre, 2021 @ 7:48 am