«Yo le disparé al helicóptero de Carlitos Menem»

caso carlitos menen junior16 de Mayo de 2014 | 08:20
Autodenominado «Comandante Herminio», el peruano Eric Chuzón aseguró en su momento que él había asesinado al hijo del presidente disparando a su helicóptero.
por Christian Sanz@cesanz1 / mdzol.com

“Acá fue el primer disparo, acá lo tuve como a 4 metros…lo matamos, estamos cerca, no sé quien es pero vamos a matarlo.

Cuando él tomaba impulso tenía que irse hasta arriba, cuando él bajaba yo ya estaba lejos…Hay una curva en la que él me ve entrar a mí, como que él quiso defenderse pero ahí yo hago los cuatro tiros de bala, cuatro tiros seguidos…”, detallaba Oscar Cifuentes ante las cámaras de televisión de Telefé que lo filmaban en el mismo lugar donde años antes había caído el helicóptero de Carlos Menem Junior.

Ese 5 de febrero de 1997, se había presentado como un guerrillero colombiano, cuyo alias era «Comandante Herminio» y aseguró que él había asesinado al hijo del presidente.

El video, que nunca se mostró por las pantallas de TV, presenta el siguiente diálogo entre el supuesto asesino de Junior y el reportero de Telefé.

Cifuentes: “Se dio cuenta que nosotros disparábamos”.

Reportero: “Cifuentes Zárate asegura que tenía un contrato para dispararle al helicóptero sin saber que allí viajaba el hijo del presidente argentino”.

Cifuentes: “Acá está la tercera torre, en la otra cuarta torre allí yo tenía cerca al helicóptero y allí lo tenía como a 300 metros, estaba sobre mi cabeza….lo matamos, no sé quien es pero vamos a matarlo le dije a Manuel, vamos a matarlo…Acá fue el primer disparo…lo tuve a cien metros”.

La historia no llegaría muy lejos. La entonces revista Tres Puntos iba a descubrir que todo era un fraude, desatando un verdadero escándalo político.

Lea también  Expediente personal de Virginia Vallejo

El famoso Oscar Cifuentes pasó a ser entonces, Eric Chuzón, un modesto albañil peruano que había llegado a la Argentina en 1990, nacido en Los Organos en Piura hace 39 años y que ahora se había convertido en el personaje principal del caso más sensible para la opinión pública en los últimos años.

Al verse descubierto, Telefé trató de explicar que no habían chequeado bien la información porque no habían podido confirmar el testimonio de Cifuentes/Chuzón y que incluso, habían enviado –en vano- un equipo a Colombia para averiguar más sobre él.

Fue en ese momento, que el albañil se vio descubierto y decidió negar todo lo que había dicho a Telefé, asegurando a partir de ese momento que a él le habían pagado para que narrara toda la fantasía.

Acto seguido, decidió acudir a otro canal, América 2, y tratar de convencer al periodista Mauro Viale de que todo era mentira y que a él sólo lo habían usado.

“Recibimos una llamada de él a eso de las 5:30 de la mañana a la producción. El quería desmentir todo lo que estaba saliendo en Telefé y prevenirse antes de que el material completo salga y vino a hacer eso y después nos contó detalles del caso, en cuanto lo habían llevado alcoholizado a él a un lugar y le hicieron decir todo lo que dijo y que él no recordaba nada porque estaba tomado y alcoholizado y que le habían puesto una droga…», confiesa uno de los entonces productores de Viale.

Luego de haber quedado al descubierto toda la operación, la mayor parte de la gente quedó convencida de que solo se trataba de un fabulador. En cambio, para algunos periodistas y ciertos sectores de la política, Eric Chuzón había sido parte de una gran operación para encubrir a los verdaderos asesinos de Carlos Menem Junior.

Lea también  Cuando la droga y la tragedia se relacionaron con los futbolistas colombianos

Por su parte, cuando a Eric Chuzón le preguntan porqué hizo lo que hizo , el afirma que “Yo no me contacté con Telefé, ellos se contactan conmigo por intermedio de este señor Hugo Ferrer (ex gerente de prensa de Telefé)…El me dijo que no era grabado, esto es solamente la grabación de la voz, no te estamos filmando, entonces yo debido a eso lo hice, como estaba borracho y necesitaba plata…me dieron casi como 50 mil dólares. El me dio un libreto de lo que tenía que decir, buscamos una zona, fuimos a verla, me indicó la zona, me indicó el puente, todo lo que yo tenía que hacer y me compraba la cerveza. Como era un audio a mí no me importaba, yo estaba tomando…».

La única duda que queda hoy día de todo este confuso episodio es: ¿Cómo hizo este humilde albañil nacido en un pequeño pueblo de Piura para involucrarse con los círculos más altos del poder político de la Argentina?

Previous Post

El hijo de Pablo Escobar respondió a la periodista

Next Post

Examante de Pablo Escobar dice que el Cartel de Medellín mandó a matar a Carlitos Jr.

Translate »